Tag Archives: glibenclamide Supplier

Desafortunadamente los estudios sobre las concentraciones

Desafortunadamente, los estudios sobre las concentraciones de niveles séricos de BDNF en pacientes con diagnóstico de esquizofrenia muestran resultados contradictorios y dejan abierta la cuestión, haciendo patente la necesidad de nuevos datos e investigaciones. La gran mayoría de estudios que comparan los niveles de BDNF en muestras de pacientes con esquizofrenia y controles sanos muestran que los pacientes con esquizofrenia tienen menor concentración de BDNF (Grillo et al., 2007; Ikeda et al., 2008; Tan et al., 2005; Xiu et al., 2009; Zhang et al., 2007). Sin embargo, otros estudios no han encontrado diferencias entre ambos grupos e incluso han encontrado que los niveles de BDNF son mayores en las muestras de pacientes con esquizofrenia (Gama et al., 2007; Reis et al., 2008). Esta aparente contradicción de resultados y conclusiones ha sido analizada con un rigor excepcional en un estudio de meta-análisis que ha permitido una mejor interpretación de los resultados. Green et al. (2011) realizaron una selección muy rigurosa de los trabajos publicados y llegan glibenclamide Supplier la conclusión de que la concentración sérica de BDNF en los pacientes con esquizofrenia se halla reducida en comparación con los sujetos sanos. Esta conclusión parece extensible no solo en pacientes bajo tratamiento farmacológico sino también para pacientes que no han sido nunca medicados. Tampoco se han observado diferencias de género. Por último, Green et al. (2011) utilizan las técnicas de meta-regresión para demostrar que el BDNF y la edad se asocian significativamente, resultando en niveles menores de BDNF a medida que aumenta la edad. Sin embargo, no se encuentra relación entre el nivel de BDNF y la dosis de antipsicóticos. Podemos concluir que, a la luz de los estudios publicados y analizados en el meta-análisis, y después de controlar los aspectos metodológicos y la heterogeneidad de las muestras, los niveles de BDNF en sangre son menores en pacientes con esquizofrenia que las que se dan en los sujetos sanos.
Las consecuencias de esta posible reducción de los niveles de BDNF en los pacientes con esquizofrenia vienen dadas por la implicación que dicho factor tiene sobre la cognición. Así, disponemos de pruebas que vinculan el BDNF con los procesos de formación de espinas y ramas dendríticas, actuando como un auténtico regulador del crecimiento axonal. Por ejemplo, se ha sugerido que en los procesos de aprendizaje y memoria producen un efecto de intensificación sináptica que resulta en el fenómeno de potenciación a largo plazo. Concretamente, el proceso de intensificación sináptica parece estar mediado por receptores relacionados con el BDNF, tal como la Tyrosine-receptor kinase (TrkB) (Gärtner et al., 2006; Minichiello et al., 1999). Más concretamente, algunos estudios han obtenido correlaciones entre los niveles de BDNF y algunos aspectos de la cognición en pacientes con diagnóstico de esquizofrenia. Zhang et al. (2012) encontraron una correlación significativa entre los niveles reducidos de BDNF y la presencia de alteraciones cognitivas en una amplia muestra de pacientes ingresados. Niitsu et al. (2011) en una muestra de pacientes lograron realizar una predicción del funcionamiento cognitivo a partir de los niveles de un precursor del BDNF con bastante éxito, mostrando una sensibilidad y una especificidad considerables.
Dado que el BDNF mantiene unas concentraciones bajas en los pacientes con esquizofrenia y además juega un papel crucial en los procesos cognitivos, ha sido propuesto como un biomarcador para la esquizofrenia, y más concretamente para la variable cognitiva en la esquizofrenia. Sin embargo, no parece que dispongamos de información suficiente para refrendar esta propuesta, que aunque prometedora aún parece insuficiente. En todo caso, como hemos señalado previamente, un biomarcador debe tener tres características: ser un indicador de procesos biológicos normales, ser un indicador de procesos patológicos y ser un marcador de las respuestas terapéuticas. En primer lugar, como indicador de procesos biológicos normales el BDNF parece intervenir de forma importante en los procesos responsables de la cognición, especialmente del aprendizaje y la memoria. Se ha demostrado su papel como regulador del crecimiento axonal y dendrítico, así como de la regulación de la neurogénesis en el adulto. Existen pruebas de que el fenómeno de potenciación a largo plazo que se produce en el hipocampo como consecuencia del aprendizaje está relacionado con la actividad del receptor del BDNF denominado TrkB. En segundo lugar, los niveles séricos de BDNF de los pacientes con esquizofrenia son inferiores a los encontrados en sujetos sanos. Este hecho parece cumplirse tanto para los pacientes crónicos como para los pacientes con primeros episodios psicóticos. Concretamente, los estudios de neuroimagen vinculan estos bajos niveles séricos de BDNF con volúmenes del hipocampo reducidos. Por último, queda por determinar el papel del BDNF como marcador de la respuesta terapéutica. Algunos estudios parecen indicar que los antipsicóticos típicos disminuirían la expresión de BDNF, mientras que los atípicos la aumentarían. Sin embargo, estos datos son aún preliminares y se ha estudiado solo con modelos animales. Por otra parte, en otro estudio se probó la capacidad de un tratamiento cognitivo de modificar positivamente los niveles séricos de BDNF. El estudio, logró establecer una correlación estadísticamente significativa entre la mejora cognitiva y el incremento en los niveles de BDNF para el grupo que siguió la intervención cognitiva. Aunque este estudio no ha sido replicado por el momento, ha abierto una vía de investigación que se muestra realmente prometedora (Vinogradov et al., 2009).